sábado, 3 de julio de 2010

Lizzie Velasquez, y su ¡problema de peso!

A menudo estamos acostumbrados a que nos lleguen notician terribles de personas que luchan por adelgazar, personas que diariamente deben soportar las burlas de los ignorantes que desconocen las causas reales por las cuales se llega a pesar incluso hasta media tonelada, pero lo que la mayoría de nosotros desconocemos es que existen los antagónicos hasta en estos terribles casos. Es decir que podemos encontrar a personas que, sin ningún propósito por su parte, llegan a no poder ganar ni un sólo gramo de peso por más que lo intenten. Obviamente tanto uno como otro, son casos de enfermedades crueles, de las que logran aislar a un ser humano por culpa de otro "ser humano" que no entiende lo que es la tolerancia o la comprensión.
Este dato me lo paso una amiga que durante algún tiempo, no mucho, estuvo un tanto preocupada porque le costaba ganar algún kilillo de más, y debido a esta razón se sentía mal con ella misma e incluso, seguramente, alguien le habría dicho eso de "¡chica que delgada se te ve, pareces una enferma!, pues bien, me imagino que si ella me hizo partícipe de este dato, es síntoma de que ya entendió que estar delgada y sana es algo bien diferente de lo que le ocurre a la protagonista de este post.
Su nombre es Lizzie Velásquez y ésta es su dramática historia:

Lizzie es una chica normal de 21 años de edad que estudia en la universidad y que, a pesar de lo que le cuesta, trata de hacer una vida normal dentro de las posibilidades que su enfermedad le permite.

A pesar de no tener ni un solo gramo de grasa corporal, Lizzie no puede hacer una vida normal. Come con frecuencia para mantenerse en pie con fuerzas, pero jamás aumenta su peso. En total, llega a ingerir hasta 8.000 calorías diarias (para hacernos una idea consume, diariamente, lo que nosotros, en una dieta normal, ingeriríamos en  4 días)

La universitaria no se priva de nada: patatas fritas, dulces, tartas… El sueño de muchas personas, pero nada más lejos de la realidad. Su aspecto físico lo dice todo: su extremada delgadez recuerda a la de una anoréxica, pero su problema va incluso más allá.

Ha tenido problemas de vista y su sistema inmunológico es muy débil.

Pero...¿qué es lo que le ocurre a esta muchacha?.
Pues bien, Lizzie padece de progéria, una rara enfermedad genética que le provoca un envejecimiento prematuro y en su caso no le permite engordar.

Ya bastantes problemas tiene con soportar su enfermedad, y más aún, si le sumamos que su imagen es producto de burlas y risas en la web. Con fuerzas de seguir y luchar contra su enfermedad, la joven dijo que va a seguir con la frente bien alta y peleando día a día.

Durante toda su vida, Lizzie soportó todo tipo de discriminaciones por su aspecto físico. Pero la más dura, sin lugar a dudas, es que la catalogaron como "la más fea del mundo". Ella sólo pesa 30 kilos debido a que su enfermedad no la deja engordar y, para peor, la hace envejecer antes de tiempo.

Es una lástima que en estos tiempos duros en los que vivimos, todavía sigan pasando estas cosas. Hay que entender y saber comprender al de al lado, sin importar su aspecto físico, ni su condición y ni su nacionalidad. Es una lucha día a día que sólo va a mejorar si cada uno de los integrantes de la sociedad pone su granito de arena.
Así que roedores mios, la próxima vez que cuando nos miremos a un espejo, y pensemos que nuestro aspecto no es el que nos gustaría tener,(estando en perfecto estado de salud, por supuesto)  pensemos que estamos, por lo menos, sanos. 

A ti, Cris, gracias por el dato y piensa en esto.

4 comentarios:

Daniel Roman dijo...

Hola Parto desde un comienzo, y es que a mi llego el conocimiento de la enfermedad aqui referida, lastimosamente por un video en you tube, que se titula la mujer mas fea del mundo, que por cierto a mi no me causo sintoma de gracia o burla, antes me parecio como algo deshonrroso, amarillista, y pasado de baja moral, quisiera que me aportaran con articulos sobre el por que de esta enfermedad, por si alguien se atreve a divulgar sobre ella en terminos no muy aceptables, y me gustaria saber de que forma ayudar a estas personas que tanto lo necesitan. Daniel R (Colombia-Antioquia)

Natacha Díaz Pérez dijo...

Estimado Daniel, yo también creo que hacer de un tema tan terrible como este, un juego para engrosar el libro guinness de los records es, simplemente, muy triste.
De esta rara enfermedad, yo personalmente, no conozco mucho, sé que existen solamente 40 casos en el mundo y se debe al envejecimiento prematuro y acelerado de nuestras células.También se que no tiene cura, pero claro!!!!no olvidemos que 40 casos no "son importantes" para buscar una solución, ahora eso si, para engrosar la lista en un libro cutre salchichero como es el de los records, si, para eso si.
Un saludo.

Anónimo dijo...

la verdad de parece nefasto que exista alla fuera por las calles personas qe se quejan de inseguridad asltos bandalismo etc. cuando la sociedad tiene la culpa de todo lo que acontece si por cosas como estas las personas se burlann dan mustra de su ignorancia y pocoss escrupuloss es repudiable la idea de que alguien se burle de una enfermedad. el amor deberia de ser lo principal, pues si seguimos como hasta hoy el mundo seguira como esta o peorr necesitamos comenzar con cosas pequeñas como estas, no burlarnos de los defectos de los demas y mucho menos si no lo contrario apoyarlos que deporsi ya es dificil para ellos.

Natacha Díaz Pérez dijo...

Estimado amigo anónimo:
Yo siempre he pensado que las personas actúan ante los acontecimientos dependiendo, en una mayor parte, al concepto que tienen de ellos mismo. Es decir, un ser que ante una cuestión como la que trata este post se ríe y lo toma como algo gracioso, es simplemente porque su vida le parece igual de graciosa y ridícula. Sólo actúan así, porque miden todo lo que les rodea dándole el mismo valor, que ellos siente por sí mismos.
Una baja autoestima y un complejo de inferioridad es lo único que los salva ante actitudes de esta índole.
Gracias por tu comentario

Publicar un comentario