martes, 24 de agosto de 2010

James Warren “Jim” Jones

James Warren “Jim” Jones fue el fundador del Templo del Pueblo. Nació en Crete, Indiana. Su padre fue miembro del Klu Klux Klan. Se graduó en la escuela Richmond, y se convirtió en predicador el año 1950. Vendió monos como mascotas  de puerta en puerta para levantar su propia iglesia, a la que llamó “Alas de libertad”. Mas tarde le cambió el nombre a “Templo del Pueblo”. Su iglesia era excepcional porque trataba por igual a los afroamericanos, ganando muchos adeptos. Levantó una especie de Socialismo Apostólico. Publicó un libro titulado “La Letra Mata”; donde denunciaba las atrocidades de la Biblia, aunque decía que contenía grandes verdades. Se proclamó como la encarnación de Jesús, Akenaton, Buda, Lenin, Padre Divino (”Father Divine”) e incluso planificó algunas “sanidades” para atraer nuevos miembros. Los miembros de la “iglesia” lo llamaban “Padre”. El grupo se desvió paulatinamente del cristianismo al culto personal.
 
 
La Creación del Pueblo
 
El Templo del Pueblo fue creado en Indianapolis, en el estado de Indiana (Estados Unidos) durante los años 1950. El reverendo Jim Jones y sus 140 seguidores se mudaron a Redwood Valley en el Condado de Mendocino, California, creyendo que así estarían a salvo de ataques nucleares de los que Estados Unidos podía ser blanco. A final de los 60, los miembros de la congregación de Jones habían disminuido a menos de cien y esta estaba a punto de desaparecer, pero Jones logró asegurar una afiliación con los “Discípulos de Cristo” y eso logró que el Templo sobreviviera. La afiliación de Jones con la iglesia elevo la reputación del Templo y extendió su influencia en el área de la Costa Oeste de los Estados Unidos.

La congregación volvió a su iglesia principal en San Francisco en 1971 y abrió otra en Los Ángeles. Después de múltiples escandalos e investigaciones en San Francisco, Jones decidió crear una comunidad utópica en la Guyana donde estaría a salvo de la intervención de las autoridades estadounidenses, o de los miembros que tenian parientes preocupados.

En 1974, Jones arrendó más de 12 km² de tierra del gobierno de Guyana, y los miembros del Templo del Pueblo comenzaron la construcción de Jonestown bajo la supervisión de los jefes de la comunidad. Jones volvió a California a animar a todos sus seguidores a mudarse a Jonestown. La popularidad de Jones creció enormemente en ese periodo, y pasó de tener 50 miembros en 1977 a tener más de 900 miembros en su momento de apogeo en 1978.

La Vida en Jonestown

Sus principales leyes eran la armonía racial —el 70 por ciento de sus fieles eran negros— y la propiedad comunitaria. Cultivaban hortalizas y frutas, criaban pollos y cerdos y fabricaban su propio calzado. También tenían aulas para educar a sus hijos y hasta un hospital para atender a los enfermos.
Muchos de los miembros del Templo del Pueblo creían que Guyana sería, como Jones prometió, un paraíso. En cambio, todos los miembros (incluyendo a los niños) terminaron criando animales y comida para el “Proyecto Agricultural del Templo del Pueblo” seis días a la semana, desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde, cuando era común que la temperatura estuviese a 38ºC (~100ºF).

Según algunos testimonios, las comidas consistían en nada más que arroz y legumbres mientras que Jones comía carne y otros alimentos refrigerados separado de los otros. Problemas médicos tales como diarrea severa y fiebres altas fueron padecidas for la mitad de la comunidad en febrero de 1978. Otros ex-miembros de la organización declararon que los miembros recibían comida distinta o de inferior calidad a la que recibía Jones.

Los miembros a los que se consideraba tenían graves problemas disciplinarios se los encerraba en una caja de madera de medidas 2.5 x 1 m. Los que intentaban escapar eran drogados al punto de la incapacitación. Guardias armados patrullaban el pueblo día y noche para asegurarse de que las órdenes de Jones era seguidas.

Los niños, entregados al cuidado comunal, se referían a Jones como “Papá” y solo se les permitía ver a sus padres brevemente durante la noche. Jones también era llamado “Papá” o “Padre” por los adultos.

La gente de los alrededores, incluyendo un oficial de policía, relataron historias de horror sobre duras palizas y un “hoyo de tortura”, un pozo en donde Jones hacía que tiraran a los niños que no se comportaban, en la mitad de la noche. Jones asustaba a los niños haciéndoles creer que había un monstruo habitando el fondo del pozo, cuando lo que había en el fondo era un hombre contratado por Jones quien tiraba y doblaba las piernas de los niños mientras ellos descendían al pozo.

Se dice que los niños mayores eran amarrados desnudos, y que eran electrocutados en sus genitales. Los oficiales de Guyana habían intentado investigar esta declaraciones pero se les prohibió entrar en la comunidad.

Los suicidios en masa que hicieron a Jonestown popular fueron ensayados durante las llamadas “Noches Blancas”. En una declaración jurada, Deborah Layton escribió que durante una de estas noches blancas, se le dijo a la gente que ellos morirían, y fueron forzados a tomar jarabe sin endulzar, que ellos pensarón tenía veneno. Los pocos que vacilaron en tomarse el líquido fueron obligados a tomárselo. Sólo después de que todos se lo hubieran tomado, se les informó que no contenía veneno, y que todo había sido una prueba de fe y lealtad hacia su líder, Jim Jones.

La tragedia de Jonestown, ciudad de la Guyana, comenzó con el asesinato de un congresista estadounidense y otras cuatro personas en una pista de aterrizaje en la selva. Tras este suceso, se produjeron, el 18 de noviembre de 1978, los asesinatos y suicidios de más de 900 miembros del llamado Templo del Pueblo (Peoples Temple). En Noviembre de 1978, el congresista Leo Ryan viajó a Guyana con una comitiva para investigar las denuncias de abuso y maltrato físico en la secta. La delegación arribó el día 14 y pasó tres días entrevistando a los residentes. La mañana del 18, alguien quiso dispararle a Ryan, por lo que decidieron marcharse de prisa. Ryan se hizo acompañar de unos veinte miembros de la secta que expresaron su deseo de huir del sitio. Cuando intentaban abordar unos aeroplanos, se presentó un camión con de gente armada de Jones y abrieron fuego contra ellos, huyendo rápidamente. En ese lugar se encontraron 5 cuerpos: Leo Ryan (Cámara de Representantes), un reportero de la NBC, un camarógrafo también de la NBC, un fotógrafo y uno de los miembros del culto. Milagrosamente, ese día sobrevivieron al ataque el senador Jackie Speier, de la comitiva de Ryan, el senador Richard Dwyer y Bob Flick, productor de la NBC.Ese mismo día, Jim Jones pronunció un discurso inspirado en el líder de las “Panteras Negras” Huey Newton, titulado “Suicidio Revolucionario”. El restante grupo de 914 miembros de la secta (de los cuales 276 eran niños) fue forzado a cometer suicidio, bebiendo una especie de Cool-Aid (o flavor - aid) envenenado con cianuro.

“No griten y mueran con dignidad. Hagan tomar a sus hijos primero”, repetía el Reverendo.

A otros, se les inyectó a la fuerza y a los pocos que se resistieron se les ejecutó con disparos. Jim Jones fue encontrado sentado en su silla, con un disparo en la cabeza. En su cuerpo se encontraron altos niveles de varias drogas, en especial LSD. Según se reveló más tarde en su expediente, Jones fue detenido brevemente en 1973 por solicitar favores sexuales a un policía encubierto de Los Angeles (LAPD), en un Teatro de Homosexuales.
Fuente: Aquí

3 comentarios:

Big Boy dijo...

546 cuerpos nunca fueron reclamados tras ser llevados por los marines a los EEUU, también se ha hecho una película sobre el oscuro suceso, es del año 2006 y está dirigida por Stanley Nelson.

Felicitaciones por el post, conciso y claro.

Anónimo dijo...

Curiosamente, varios de estos locos asesinos tienen tendencias homosexuales...curioso, ¿no?

Natacha Díaz Pérez dijo...

Pues si que es verdad lo que comentas. Casi diría yo que la mayoría. No sé si las sectas que existen hoy en día tienen esas tendencias suicidas, en lo que si coinciden, salvo algunas, es en la libertad sexual que tiene, eso si, sólo el líder para con quien le de la gana. Hombres, mujeres y niños.
Gracias por vuestros comentarios.

Publicar un comentario